Filete de cordero australiano


Publicado: 
Categorías:Recetas cordero / Recetas Australia /




El cordero australiano se conoce por todo el mundo por su gran calidad, la carne es tierna y sabrosa, perfecta para cualquier preparación.

Debido a la excelente calidad de la carne, el cordero australiano no necesita muchas especias para prepararlo.

El filete de cordero australiano al horno en salsa de vino tinto con especias y corteza crujiente sorprende por su jugosidad y su increíble aroma. Como está hecho al horno a fuego lento durante unas pocas horas, la carne retiene todo los jugos dentro y todos se derriten luego en tu boca… increíblemente sabroso, ¡un verdadero festín para un día de celebración!

Ingredientes:
-1 pata de cordero australiano (puedes usar otro tipo de cordero)
-algunas patatas rosas
-un vaso de vino tinto seco
-aceite de oliva
-ajo
-pimienta
-orégano seco
-romero seco
-granos de pimienta de colores
-sal
-algunos tomates cherry para decorar


Lava la carne y sécala. Raja la carne de un lado a otro. Llena los cortes con trozos de ajo y rodajas de pimiento.


Espolvorea sal, pimienta de colores picada, orégano y romero.


Unta la carne para impregnarla con especias.


Engrasa una bandeja con un poco de aceite de oliva, añade un vaso de vino tinto y pon la carne en el medio de una bandeja.


Cubre la bandeja con papel de aluminio y déjalo en el horno durante una hora a 180 grados.


Quita el papel; añade las patatas cortadas en rodajas finas alrededor de la carne. Pon la pata de nuevo en el horno a 160 grados durante otros 40 minutos hasta que la carne se dore.


La corteza del cordero debería estar crujiente y bien dorada y las patatas bien hechas.
Después de que quites la bandeja del horno, déjalo estofar unos pocos minutos antes de cortarla.


Coloca la carne y las patatas en un plato y decóralo con perejil y tomates cherry.


Corta la carne y sírvela con la salsa de la sartén.



Estará muy sabrosa y jugosa, se derritirá en tu boca…


¡Que aproveche!