Hígado de cerdo a la parrilla acompañado por champiñones: La técnica de una barbacoa de éxito


Tiempo: 
Publicado: 
Categorías:Plato principal / Recetas Montignac / Recetas de carne de cerdo /


Esta receta es fácil, casi corriente pero… contiene el secreto de una barbacoa de éxito (es aplicable a cualquier tipo de hígado; pero en este caso, hablamos del hígado de cerdo).
La guarnición fue un poco distinta porque la hice en lugar de con rollito de champiñones con mozzarella para que fuese una comida aún más festiva.
Primero, lava y escurre el hígado de cerdo. No lo cortes, ni lo pinches, ni lo sazones con sal o especias… No le hagas nada, sólo precalienta la parrilla.


Coloca las piezas de hígado en la parrilla caliente y reduce el fuego ligeramente (a una temperatura media).
Deja el hígado en la parrilla durante 1-2 minutos, hasta que veas que los extremos se ponen de color blanco, luego dale la vuelta y colócalo sobre el otro lado (sin pincharlo).


Espárcele pimienta por el lado que ya está hecho. Gíralo de nuevo de 1-2 minutos y espárcele sal y pimienta al gusto.
Dale la vuelta, de nuevo, al hígado hasta que dore pero que siga estando jugoso sin estar quemado (debería estar en la parrilla durante 8 minutos para conseguir que se haga bien, pero que quede un poco crudo por el medio).


Pon el hígado de cerdo en una sartén con tapadera y mantenlo cubierto durante 5 minutos antes de servirlo.
El vapor que emana “hidratará” al hígado, haciendo que quede muy jugoso.
Sírvelo caliente con la salsa de la sartén, acompañándolo también con champiñones.


¡Que aproveche!