Pollo libanes


Tiempo: 
Publicado: 
Categorías:Recetas pollo / Recetas libanesas / Plato principal / Recetas South Beach / Recetas orientales /



La comida libanesa es muy saludable, extremadamente aromática y equilibrada. Las variantes de comida rápida con patatas fritas y mayonesa – tipo Shawarma – no debería confundirse con la auténtica cocina libanesa. Obviamente, contienen especias orientales, pero no son demasiado buenos por la combinación de grasas no saludables y glucosa (patatas, pan y kétchup).

La cocina árabe es una experiencia que vale la pena probar, una aventura culinaria en una tierra de especias misteriosas con fuertes aromas muy atrayentes, incluso algunas de ellas, afrodisíacas.

El pollo libanés es una alquimia de aromas y el estilo de cocinar es muy fácil (con unos ingredientes de buena calidad, tenemos hecho el trabajo básicamente). El condimento básico es el llamado “zatar”, una combinación de ajedrea seca, sésamo y zumaque (vinagre de fuerte olor). Todo esto crea la base de un perfume oriental… místico. Te invitamos a esta experiencia de una receta verdaderamente especial.

Ingredientes:
-muslos de pollo
-especia libanesa “zatar”: ajedrea, sésamo y zumque
-una lata de tomate triturado
-2 dientes de ajo
-canela
-hojas de menta fresca
-pimiento chile picante
-semillas de sésamo
-zumo de limón
-aceite de oliva

Sazona muy bien los muslos de pollo con zatar, fríelos en una sartén la que hayas calentado dos cucharadas de aceite de oliva.


Que queden secos por ambos lados.


Añade una taza de agua hirviendo y déjalo hervir todo a fuego medio tapado con la tapadera.


Después de que los muslos de pollo estén hecho y la salsa haya reducido, añade los tomates triturados y déjalo hervir todo durante varios minutos.

Esparce un poco de canela molida, sal, pimienta y pimiento chile.


Pica varias hojas de menta fresca. Pica el ajo y añádelo en la salsa.

Añade mental, un poco de zumo de limón y para el fuego.



Por último, espolvorea las semillas de sésamo.


Sírvelo en caliente con una ensalada (la col lombarda es una muy buena opción). Obviamente con pan libanés.



¡Que aproveche!