Receta Caponata siciliana


Publicado: 
Categorías:Recetas italianas / Recetas vegetarianas /




La caponata siciliana es una comida de verano, muy sabrosa y fácil con berenjenas, apios y alcaparras, acompañada por una salsa de tomate agridulce con unas notas de hierbas. Es una plato del sur de italiano, una explosión de sabores, divinamente combinado y excelentemente preparado, así que aprovecha las vitaminas y los minerales de las verduras.

Esta receta siciliana es sencilla con pocos ingredientes pero muy sabrosa. Posteriormente, los locales desarrollaron la receta básica añadiendo aceitunas negras, pimientos e incluso marisco (pulpo – versión de Palermo o langosta al horno, camarones y espárragos – la versión aristocrática de Sicilia) o atún.

En cualquier versión, más rica o más pobre, la Caponata (“capunata”) es un plato mediterráneo excelente, muy apetitoso y saludable.

Se recomienda como plato principal vegetariano o como guarnición al lado de una preparación de pescado. Muchos restaurantes lo sirven como aperitivo, en pequeñas y elegantes porciones acompañado por una ensalada verde.

La combinación de berenjena con salsa de tomate combinado con vinagre agridulce, alcaparras y aceitunas verdes es excelente para comer (en la versión caliente servido con pan de ciabatta) y para cenar, si se sirve frío como aperitivo.

La cocina tiene incluso un sabor más intenso cuando nos vamos acercando al Ecuador. El magnetismo de la Tierra o la luz del sol se perciben de forma diferente porque ofrece un estado de ánimo especial a las personas mediterráneas y a cualquier país que viva en esta área, verás la comida como una forma de experimentar la vida, un placer para el cuerpo y el alma y la imaginación no tiene límites.

Así que te recomiendo a experimentar completamente la cocina del Sol y Sicilia puede ser un buen comienzo.

Lo ideal es tener berenjenas bonitas y bien hechas. Yo tenía muchos surtidos y estaba muy buena.


Prepara los ingredientes básicos:
-berenjena (3-4 unidades)
-2-3 pimientos
-2-3 tomates
-aceitunas negras
-1-2 cucharadas de alcaparras
-sal de tomate
-vinagre de vino
-1 cucharadita de miel o azúcar moreno
-1 tallo largo de apio
-unos pocos dientes de ajo
-1 cebolla roja
-aceite de oliva
-sal (un poco porque las alcaparras y las aceitunas son saladas)
-pimienta


Coloca las alcaparras en agua caliente (para quitarles la sal) y déjalas así hasta que las añadas en la comida.

Lava y corta la berenjena en cubos. No cortes los cubos demasiado pequeños porque absorberán mucho aceite y la comida será pesada.



Fríe la cebolla cortada y el apio picado en un poco de aceite de oliva. No hace falta que esté dorado, sólo que quede vidrioso.


Aparte, en otra sartén, pon 2 cucharadas de aceite de oliva, añade las berenjenas y fríelas.


Cuando estén ligeramente dorados, apaga el fuego.


Añade la salsa de tomate (una taza) sobre la cebolla y el apio. Añade 2-3 cucharadas de vinagre y azúcar moreno.


Pela los tomates, córtalos en trozos y añádelos a la comida. Yo no los pelé porque pensaba que tardarían poco en hacerse y que no sería necesario.


Añade el pimiento verde cortado a dados. Mezcla bien y déjalo de medio a fuego lento durante unos pocos minutos.


Añade el ajo y la pimienta picada. Mueve.


Añade las berenjenas estofadas.


Después de 1-2 minutos, añade las aceitunas verdes cortadas y las alcaparras bien escurridas (puedes cortarlas si quieres).


Deja que hierva todo durante 1-2 minutos y apaga el fuego.


Espolvorea albahaca italiana recién cortada.


Corta algunas hojas verdes de apio y un poco de perejil y añádelas a la Caponata.


Mueve y sirve.


Si se sirve como entrante, las porciones deben ser pequeñas, decorada con hojas (lo ideal es que sea de albahaca).


Si se sirve como plato principal las porciones deben ser generosas. Rocía con aceite de oliva justo antes de servir, para aprovechar todas sus propiedades.


No subestimes la cocina siciliana porque sea sencilla o no haga uso de ingredientes especiales. El buen sabor es calidad (y Sicilia tiene una gran abundancia de verduras frescas y saludables, horneadas en la luz natural del sol, aromática y jugosa). Aprende a usar la calidad de los materiales crudos para proteger con una preparación térmica mínima y estarás saludable y lleno de vitalidad como los italianos.

"Chi mangia sano, trova la natura!" ("Quien come sano, encuentra la naturaleza”- proverbio italiano)

¡Que aproveche!