Receta Pizza


Publicado: 
Categorías:Recetas italianas / Pan /





¡Hoy haremos pizza! Y como queremos que sea auténtica, hemos elegido los ingredientes con mucho cuidado (frescos y “bio”). ¿Qué más necesitamos? Necesitamos un poco de tiempo para jugar con la masa y el buen humor mientras hacemos “cucina italiana”… y muchísimas ganas de pizza.

Esta pizza es la versión con corteza dura, pero puedes estirarla lo fina que quieras.
Es fácil y divertido hacer pizza en casa.

Ingredientes:
-400 gramos de harina para pizza (integral mezclada con orégano seco picado)
-200 ml de agua caliente
-2 cucharadas de aceite de oliva
-1 cucharada de sal
-la mitad de un cubito de levadura


Disuelve la levadura en agua caliente.


Tamiza la harina en un bol de plástico. Luego haz un agujero en el medio donde verterás el agua con la levadura.



Añade el aceite de oliva. Empieza a mezclar de forma suave, incorporando la harina de manera gradual. La sal se añade al final, cuando la masa esté casi lista. Amasa durante unos pocos minutos.
Por último, la masa debería estar suave. Si sientes que no es suficiente, completa la cantidad de aceite.


Cúbrelo con una toalla de cocina y deja la masa “descansar” durante 30 minutos a temperatura ambiente. Crecerá.


Mientras tanto, prepara la salsa de tomate y corta los ingredientes de topping.

La salsa puede ser "passata di pomodoro" (salsa espesa de tomate) ya hecha o comprada de un supermercado o “fresca” (hecha en casa con ingredientes frescos). Obviamente necesitaremos hacer el “fresco”.

Corta los tomates a rodajas y ponlos en la batidora. Añade unas pocas rodajas de tomate rojo, algunas hojas de albahaca italiana, unas pocas hojas de orégano, 2-3 cucharadas de aceite de oliva, un pincho de sal y pimienta negra. Mezcla durante unos pocos segundos.


La salsa resultante debería ser espesa y no demasiado fina.


Ahora comprueba la masa. Creció bien y ahora debería estirarse.


Extiende la masa con tus manos (presionando los extremos y empujando) en una bandeja metálica fina redonda o rectangular (conduce el calor rápidamente).

Importante: ¡no estires la masa de pizza con una pala! No hay problema de que no quede perfecta, estará muy bien al final.

Si quieres una corteza gruesa, estiraza menos; si la quieres más fina, estira más. Ten en cuenta que crecerá en la bandeja.


Vierte la salsa sobre la pizza, estírala en una fina capa, sin llenar los extremos. Pon los ingredientes que quieras: bacon, aceitunas, pimientos, tomates, sardianas, atún, maíz, etc…



Espolvorea mozzarella rallada al final.


Ponla en el horno a 230 grados en el hueco del medio a 15-25 minutos (si la corteza es fina, déjala menos; si es gruesa, déjala más).


Sírvela inmediatamente. Puedes decorarla con tomates cherry y hojas de albahaca fresca.



Verás lo blandita que queda la masa.


He aquí una sección:


Y una porción muy grande para ti:


¡Que disfrutes de tu pizza!