Receta cordon bleu


Publicado: 
Categorías:Recetas pollo / Plato principal / Recetas francesas /


5,0 - 0 voturi









El cordon bleu es una receta de cocina francesa, cuyo valor ha sobrepasado el límite del tiempo. El nombre "Cordon Bleu" sugiere la distinción que tiene esta receta. Los Caballeros del Espíritu Santo fueron galardonados con la Orden de “Cordon Bleu” siendo la decoración más ilustre durante la monarquía del rey Enrique.

El término empezó a usarse en el lenguaje gastronómico gracias a algunos gourmets, entusiastas culinarios de caballeros senior “Cordon Bleu”, que formaron un club de vino y de gastronomía. Sus maravillosas recetas crearon una leyenda alrededor de este club. Éste es el motivo por el que existe la expresión francesa “cocinas como un Cordon Bleu”.

Para los aristócratas franceses, la noción de “cordon bleu” definió la distinción excepcional y suprema que debería asignarse.

Ahora que el título se ha explicado del vocabulario gastronómico, también hay un colegio internacional de cocina con este nombre. Pero la primera reunión de este nombre data de 1895 cuando el periodista Marthe Distel publicó la primera revista de cocina: "Le Cuisinier Cordon Bleu".

El colegio de cocina “Cordon bleu” conocío después de fin de la II Guerra Mundial una gran expansión. Madame Brassart empezó lo que hoy en día es “Cordon Bleu”, una escuela de élite internacional para chefs con 27 escuelas por todo el mundo.

Respecto a la receta, éste es un escalope rebozado de ternera relleno de queso duro (emmental, original de Gruyere, queso) y una loncha de jamón.

Pero deja la historia de un lado, ponte un delantal y haz el cordon bleu. Haremos esta receta con pollo y queso.

Ingredientes:
-filete de pechuga de pollo
-queso
-jamón (yo puse jamón de pavo)
-2 huevos y 2-3 cucharadas de leche
-gratén
-harina
-aceite


Bate bien los filetes de pollo y sazónalos con sal y pimienta.


Coloca una loncha de jamón sobre el pollo, una pieza paralelepipédica de queso y enrolla. Si quieres, pon otra loncha de jamón sobre el queso (opcional). Une los rollitos de pollo con palitos de dientes.



Luego, bate los huevos con leche.


Añade 2 cucharadas de harina para que esté un poco espesa.


Cubre los rollitos con harina.


Luego, cúbrelos con mezcla de huevos batidos.


Y por último, cúbrelos con gratén. Ponlos a freír en aceite mezclado con mantequilla derretida.


Fríelos de medio a fuego lento para hornearlo mejor. Puedes poner una tapadera mientras se fríe.


Enrolla todos los lados hasta que estén bien dorados.


Sírvelo con guarnición de patatas y espárragos.


Y ahora una sección deliciosa:


¡Que aproveche!