Tarta de frutas con mousse de yogurt y nata montada


Publicado: 
Categorías:Postres /




Los postres de veranos más inspiradores son, por supuesto, los refrescantes que se basan en frutas. Una tarta con frambuesas, kiwi, picotas, nectarinas y grosella roja con una mousse de yogurt fina y una ligera nata montada con base de galletas de almendras crujientes es el tratamiento perfecto para cualquier momento del día.

Incluso si no tienes ningún cumpleaños, vale la pena esta tarta aromática, delicada y refrescante. Tiene pocas calorías (obviamente, en una porción pequeña :) ) y no estropeará tu silueta.

Ingredientes:
-1 taza de almendras picadas, 1 taza de frutos secos picados
-100 gr de mantequilla derretida
-5 cucharadas de azúcar (o fructosa) – para la base
-250 gr de frambuesas frescas
-350 gr de yogurt de bayas (el clásico también está bien)
-250 gr de crema líquida baja en grasas
-100 gr de azúcar – para la crema (yo no puse azúcar, la reemplacé pro 5 cucharadas de sirope natural de frutas del bosque)
-25 gr de gelatina
-sirope de bayas natural (opcional)
-para la decoración: 2 sobres de Torte Gelee (literalmente, tarta helada), 3 kiwis, 3 nectarinas, algunas picotas, grosellas rojas


Primero hagamos la base. Mezcla las almendras con frutos secos picados, azúcar o fructosa.


Vierte la mantequilla derretida y mezcla.


Luego pon la base en un molde en forma de aro y ponlo en el horno a 160 grados durante 5 minutos hasta que esté ligeramente dorado. Deja que se enfríe la base.


Aparte, haremos la mousse de crema de yogurt con nata montada y frambuesas. En un bol, bate la crema con 2-3 cucharadas de azúcar (o fructosa).


Pon la gelatina en un vaso de 100 ml de agua. Cuando la gelatina esté hidratada (estará hinchada y habrá absorbido toda el agua), derrítela en un hervidor con un poco de zumo de bayas (hecho de sirope). NO lo hiervas, sólo disuélvelo.


En otro bol, vierte el yogurt y 5 cucharadas de sirope de frutas.


Vierte la gelatina disuelta sobre el yogurt.


Añade gradualmente la nata montada.


Mezcla hasta que se haya derretido por completo.


Cuando la base se haya enfriado, vierte la crema por encima y añade las frambuesas.


Pon la crema sobre las frambuesas y ponlo en el frigorífico.


En 2 horas la mousse estará completamente rígida. Prepara la gelatina decorativa como dice en su envase. Corta las frutas. Decora la tarta con frutas, vierte la gelatina y luego, pon otra capa de frutas (puedes poner una sola capa, pero yo quería que tuviera más consistencia de frutas).


Déjala enfriar otra hora y luego, sírvela.


¡Deliciosa!